domingo, 28 de agosto de 2011

Matriz de Consistencia Descriptivo correlacional: liderazgo directivo y trabajo en equipo


hoy en día las instituciones educativas se encuentran inmersas en una serie de problemáticas de diversas índoles, cuyo origen puede ser rastreado en muchas ocasiones hasta la propia organización de éstas. Los efectos de tales problemas se manifiestan en la incompetencia, ineficiencia e ineficacia de las instituciones para impartir educación de calidad,  toda vez que carecen de las condiciones adecuadas para la transformación y adaptación de sus recursos, humanos y materiales, a la realidad social que impera. Dicha situación puede explicarse por la ausencia de un  liderazgo ­en principio, depositado en la figura del director­ y el ambiente de trabajo inadecuado que impera al interior de muchas instituciones educativas.
Es por ello que, lo que se ha convertido en un verdadero reto de la nueva dirección, está relacionado a tres factores claramente identificables: lo primero, asumir un nuevo estilo de liderazgo capaz de manejar adecuadamente las relaciones interpersonales, el trabajo en equipo, tomando en cuenta como intermediar para solucionar un problema. Segundo, el que pueda unir a la gente en la persecución de un propósito significativo, a pesar de las fuerzas que lo separan, y tercero, que pueda mantener las organizaciones educativas libres de la mediocridad caracterizada por conflictos burocráticos, y luchas de poder, creando un clima organizacional adecuado. 
Les dejo una nueva propuesta de investigación especificada en la siguiente matriz de consistencia:




martes, 23 de agosto de 2011

ESTILOS DE ENSEÑANZA

Charo Dávalos R. 


Charo Davalos R.
Hasta el momento podemos ver que “estilos de enseñanza” es un enfoque a partir del cual se realiza la función docente. No es un concepto estático, pues la forma de definirla va a marcar el estilo de cada uno. Por los términos utilizados por diversos autores o investigadores, podemos notar también que se ha recurrido a los estilos del liderazgo clásico (autocrático, democrático, laisser-faire) y se ha querido transferir dichos conceptos a los estilos de enseñanza.
El estilo docente está conformado por un conjunto de condiciones o variables que se manifiestan en su modo de actuar, demostrando sus preferencias y aptitudes. A decir de Víctor García Hoz[1], estas condiciones se sintetizan en su capacidad didáctica, su capacidad de orientación personal y de gobierno, y su tono vital, expresión de su propia persona.
En síntesis: la intención perfectiva del docente se hace eficaz en la esperanza que tiene respecto de la capacidad de perfección del alumno. Esta esperanza se manifiesta, en un razonable optimismo, característica esencial de este estilo educador.
En todo caso, lo que resulta inobjetable, es que el estudio de los estilos de enseñanza se basa en la constatación de que no todos los profesores enseñan de la misma forma. Pese a que la existencia de los estilos es un hecho ampliamente reconocido, no hay el mismo acuerdo en la clasificación de los mismos, ni en los criterios a seguir para llegar a ella[2].

domingo, 7 de agosto de 2011

Creatividad y desarrollo evolutivo del niño

Charo Dávalos R.
El desarrollo es un proceso continuo y dinámico que comprende a la personalidad en la totalidad de sus actividades, por lo tanto, la creatividad está ligada naturalmente a las características psicológicas de las etapas evolutivas.
En el niño, tanto el proceso de creación, como el contenido del mismo y la forma de expresarlo, varía de acuerdo a sus posibilidades y límites evolutivos, a sus diferencias individuales y a los niveles de su propia creatividad.
Torrence (1962) afirma a través de sus investigaciones que la capacidad creadora cambia en función de la edad. Lehman cree que hasta la edad de 30 años puede experimentarse un desarrollo acelerado de la creatividad. Por otra parte, se observa como existe el bloqueo de la creatividad por el condicionamiento social y educativo.
Se ha producido un error en este gadget.